Sparkle- Istituzionale
jueves 20 de abril de 2017

Las primeras ventas significativas de robótica vienen de hogares de Asia y la industria automotriz

El segmento se mueve actualmente liderado por máquinas capaces de barrer pisos –en el mercado residencial-, pero se espera un vuelco cuando esos robots sean capaces de comprender su entorno. En las industrias, las multinacionales de autos muestran los mayores niveles de automatización, mientras crece la implementación de piezas robóticas en los “finales de línea” de manufactura de alimentos y bebidas.

En Latinoamérica crece el uso de aplicaciones robotizadas de automatización de final de línea en alimentos y bebidas - Crédito: Schneider Electric
En Latinoamérica crece el uso de aplicaciones robotizadas de automatización de final de línea en alimentos y bebidas - Crédito: Schneider Electric

Más allá de los titulares escabrosos sobre pérdida de empleos humanos en manos de robots, el negocio alrededor de piezas robóticas –como partes de un sistema mayor de automatización- pasa hoy por artefactos que puedan solucionar alguna tarea en el hogar y, a nivel industria, la inversión que decidan dedicarle las automotrices multinacionales. Desde la empresa austríaca Robart, que desarrolla soluciones de navegación para robots, consideran que el mayor desarrollo de inteligencia artificial para este tipo de máquinas se está volcando a productos residenciales, para luego trasladarse a las fábricas.

La automatización a escala industrial abarca todo el proceso de manufactura, en una suerte de sistema complejo, y el robot es un componente más, con determinada función física, en interacción con otros componentes. En términos generales, la automatización puede consistir en sistemas de control (que controlan a esas piezas robóticas), o sistemas de potencia o movimiento de motores.

Según confió a Convergencialatina Luciano Marazzo, gerente de Ventas para Usuario Final de Rockwell Automation, en Latinoamérica varía el nivel de implementación según la industria, y el avance de cada una por país. El sector automotriz lleva la delantera, especialmente en el área de soldaduras, y las decisiones se toman desde las multinacionales, por lo que en general se alcanza cierta homogeneidad. “En el de petróleo, la automatización avanzó en plantas y refinerías, pero en las plantas de separación (el petróleo debe ser separado del agua y sedimentos con los que se extrae), es algo endeble, ya que faltan tecnologías de extracción en pozo. En el sector de gas, no quedó otra alternativa que automatizar, porque el líquido que se maneja ahora en las importaciones es volátil. En el de procesos siderúrgicos, es elevada la automatización en el manejo de hornos. En países como Chile, Perú, Bolivia, con más dependencia de la industria minera, el mercado de sistemas de potencia o movimiento de motores es mayor”, comentó.

La empresa ABB, con sede central en Suiza, provee soluciones modulares para sistemas de automatización, ya sea robots, o “brazos” de robot, además de preparación de artefactos de este tipo para determinada aplicación (por ejemplo, pintura de un auto, soldadura o colocación de un producto en pallets). Alejandro Provost, gerente de la Unidad de Negocio de Robótica de la firma para Argentina, Bolivia, Uruguay y Paraguay, consideró que se están incorporando robots porque ya no ve a la tecnología como demasiado cara y de funciones limitadas. La reducción del precio de los equipos fue del orden del 10% al 15% en promedio en Latinoamérica, en los últimos siete años, y se agregaron funciones que las industrias empiezan a ver como necesarias.

Detrás del segmento automotriz, ABB ve como un sector de crecimiento en toda Latinoamérica al de aplicaciones robotizadas de automatización de final de línea, es decir, la fase final de la manufactura, en el área de alimentación y bebidas. “Especialmente lo vemos en Bolivia, Perú, Costa Rica. Está creciendo todo lo que tiene que ver con mejora del proceso de “picking” primario, el encajonado, porque son tareas que demandan un tipo de trabajo intensivo en un empleado”, expuso Provost.

Como un siguiente paso en el desarrollo de tecnología robótica, ABB está haciendo foco en Internet de las Cosas y las posibilidades que abre para la interacción entre los robots desplegados. “Se busca avanzar en formas de manipulación y sensibilidad avanzada, para que la máquina pueda identificar y manipular un objeto”, anticipó el ejecutivo.

Asia encabeza la adopción

Las cifras de ABI Research anticipan que la región Asia-Pacífico será responsable del crecimiento en automatización industrial –con robótica incorporada- en los próximos años, con fabricantes locales que se volcarán a esa alternativa para compensar el alza en los salarios de empleados chinos, y afrontar la baja en trabajadores de edad apropiada para la fuerza laboral. Los pronósticos de la consultora indican que la comercialización de equipos de automatización industrial superará las 55 millones de unidades este año, y llegará a 146 millones para 2025: para ese entonces, el segmento generará US$ 298.000 millones en ingresos por equipos, de los cuales US$ 45.000 millones corresponderán solamente a robótica.

En términos de adopción de robots en el ámbito privado, Asia también lleva la delantera, no sólo de artefactos que suplan actividades básicas sino con ejemplares de la tónica de Pepper, el famoso robot de Softbank del que ya se vendieron más de 1.000 unidades por US$ 1.700, ya sea para uso de acompañamiento social o como empleado para atención al cliente -en tiendas de Nescafé y concesionarios Nissan, por ejemplo-. Desde Robart explicaron que la sociedad asiática –en particular la japonesa- está más abierta a incorporar innovaciones, mientras que en Occidente se hace necesario convencer al usuario de la funcionalidad del robot.

En la casa, robots lúdicos, útiles y sociales

Del portfolio existente hoy para robótica en el hogar, pueden distinguirse tres tipos de máquinas: sociales (asistentes de voz como Alexa, de Amazon), útiles (relacionados con la prestación de servicios) y lúdicos (juguetes o acompañamiento para adultos mayores, por ejemplo). Harold Artes, co-fundador de Robart, explicó a Convergencialatina que “la tendencia es hacia el “robot mayordomo”, es decir, una máquina que pueda hacerse cargo de la casa, que asuma la responsabilidad de ciertas tareas típicas diarias. Pero a su vez se está dando una “convergencia robótica”, unificando los tres tipos de robot, con el objetivo de que en el hogar haya una máquina a quien se le puedan delegar actividades”.

El producto más vendido en la actualidad es el robot que barre el piso, del que, según Artes, ya se comercializaron 5 millones de unidades a nivel mundial. “Aún no despegó porque no es un dispositivo al que se le puedan delegar tareas. Los robots que tendrán éxito en el ámbito del hogar serán aquellos capaces de comprender el entorno. Para eso está en desarrollo la “inteligencia de navegación de máquinas”, con la que un robot de este tipo podría entender dónde barrer y dónde no, o recordar si existe un espacio específico a donde no puede dirigirse. La falta de esta capacidad es lo que está inhibiendo la usabilidad del robot en la casa”, comentó.

En la feria CES 2017 en enero pasado, la firma austríaca presentó su tecnología de navegación propia, que saldrá al mercado en el cuarto trimestre de 2017. Permitirá instruir al robot a cerrar una puerta o apagar una luz, e incluirá un mapa donde se podrá hacer click en espacios aptos o prohibidos para que recorra. “Se pasará así de una era humana, en la que se utilizan herramientas para resolver problemas, a una nueva generación “de herramientas”, en la que se le indica a la herramienta en sí que haga algo”.

Últimas noticias y análisis

Argentina · Satélites

28/04/2017

Arsat busca obtener derechos de aterrizaje en Brasil

Estados Unidos · TV Abierta - TDT

26/04/2017

NAB Show 2017

El mensaje de la Asociación de Radiodifusores se centró en el estándar ATSC 3.0

Estados Unidos · TV Paga

26/04/2017

NAB Show 2017

Altice prepara un hub de comunicaciones para instalar en los hogares

Estados Unidos · Smartphones y Dispositivos

26/04/2017

NAB Show 2017

La expectativa de los fabricantes de televisores está puesta en Ultra HD

Buscar más noticias