Fiberhome
miércoles 26 de octubre de 2016

Mapa de Internet en la Argentina 2016

El florecimiento de otros mayoristas y la puja por la concentración del tráfico

Mapa de Internet en la Argentina 2016 - Crédito: © 2016 Grupo Convergencia
Mapa de Internet en la Argentina 2016 - Crédito: © 2016 Grupo Convergencia

En la nueva versión del Mapa de Internet en Argentina, Telefónica cuenta con 290 clientes ISP y cooperativas, y Telecom, con 243, lo que significa un aumento del 12% y 57% respectivamente sobre la cantidad de clientes que reportaron un año atrás. Le sigue Silica Networks con 128 y Claro con 60. Este año se destacan empresas que si bien están hace tiempo en el mercado, incrementaron sus servicios a ISP. Tal es el caso de Metrotel, que este año reunió 25 clientes; Ecom Chaco, que ya posee 20 en su provincia; o la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), que brinda conectividad a 17 entidades.

Al cierre de esta edición, la red de Naps de Cabase llegó a 21 puntos de intercambio de tráfico con 291 miembros que trafican 301,3 GB. En el último año se sumaron los Naps de GBA Zona Norte, Pergamino, Sáez Peña, Viedma, Tucumán y Jujuy. Dentro de la red de IXP se incrementaron las empresas de contenido: a la presencia de Google y Akamai se le sumó una empresa estadounidense de juegos (Riot Games, que trafica 100 MB) y Turner con 100 MB. Además próximamente se sumará Netflix a la red.

A seis años de iniciarse el proyecto de la Red Federal de Fibra Óptica, recién ahora Arsat comenzó a tener alguna participación en el mercado mayorista. De acuerdo con el relevamiento realizado por Convergencia, la compañía estatal tiene entre sus clientes a Wiltel, Internet Services, Nodosud, la Sapem Marandú; y las cooperativas Parada de Robles, Trenque Lauquen, Santa Rosa y Calafate, entre otros.

Arsat lanzó en mayo el Plan Federal de Internet para llevar banda ancha a 1.300 localidades, de las cuales, según su sitio web, lleva conectadas 38. El plan incluye una tarifa plana mayorista a US$ 18 el Mbps y de US$ 16 el transporte por cada trayecto de nodo a nodo de la compañía. La oferta despertó reclamos de Cabase, que solicitaron una medida para que no se concentre el tráfico del país en el nodo principal de Arsat, en Benavidez. “Vamos a procurar construir modelos de negocios que defiendan los tráficos locales, que podría ser una oferta agresiva en transporte. No queremos concentrar el tráfico”, prometió Rodrigo De Loredo, presidente de Arsat, en diálogo con Convergencia en agosto pasado.

De todas formas, de los 35.000 kilómetros de fibra óptica que planteaba el plan Argentina Conectada, solo 12.000 están operativos. De hecho, muchos ISP esperan que se instalen los nodos en la entrada de los pueblos para conectarse con la red mayorista. La firma sigue avanzando con financiación del fondo fiduciario del Servicio Universal, que le entregará $ 1.329 millones para instalar 120 nodos, que sumados a los que ya tiene dejarán operativos un total de 185 que beneficiará de forma indirecta a 15 millones de habitantes en 891 localidades.

Si bien en este Mapa siempre se representó a la mayoría de los ISP que daban servicio, no todos estaban “en regla”. Muchas pymes y cooperativas solicitaron a los organismos reguladores la autorización de valor agregado, trámites que en algunos casos datan de hace más de 15 años, cajoneados en las oficinas de las extintas Secretaría de Comunicaciones o Comisión Nacional de Comunicaciones. Durante este año, el Enacom elaboró un régimen simplificado de obtención de autorizaciones y licencias que les permitió a los ISP y cooperativas estar en regla completando un formulario de cinco hojas. Este trámite, que rigió hasta septiembre, quedará dentro de la ley Convergente, que está en plena etapa de elaboración con la participación de cámaras y asociaciones del sector. La comisión que elabora la ley tiene tiempo hasta marzo próximo para terminar el proyecto. Luego pasará a la órbita del Poder Ejecutivo, para que le den el visto bueno antes de entrar al  Congreso.

Cabase fue una de las entidades que asistió a las reuniones participativas de la norma, en donde propuso que la ley contenga la simplificación del régimen de licencia única, con un régimen de registro tácito. Además pidió que la ley contemple un sistema ágil de resolución de conflicto y una autoridad de aplicación con un consejo asesor que sea multistakeholder.