Convergencia Research, Análisis y consultoría
lunes 28 de junio de 2021

Mapa de Satélites en América latina 2021

Los primeros testeos en LEO generan expectativa en tiempos de recuperación y giro hacia los datos

Mapa de Satélites en América latina 2021 - Crédito: © 2021 Convergencialatina
Mapa de Satélites en América latina 2021 - Crédito: © 2021 Convergencialatina

La magnitud de la flota Starlink, de Space X, y la disponibilidad en modo beta de acceso a banda ancha en un puñado de países le permite entregar los primeros resultados concretos del modelo de negocio para LEO y los servicios asociados, a la vista de una industria deseosa de certezas sobre este nuevo -y aún enigmático- mercado. Aunque los primeros testeos muestran buenas señales en términos de velocidad, la latencia aún supera a la de alternativas terrestres. El costo de los terminales -US$ 500 a cargo del abonado- desalientan su llegada a América latina: el precio debería disminuir en diez veces para hacer sentido para el mercado residencial regional, según estiman desde operadores locales.

Mientras tanto, la canadiense Telesat prepara su flota Lightspeed, de 298 satélites en banda Ka, para su incursión en LEO. A diferencia de SpaceX, se enfocará en el mercado empresarial: en este sentido ya alcanzó un acuerdo con el gobierno canadiense por US$ 462 millones para ofrecer “pools” de capacidad dedicados que los ISPs y operadores podrán adquirir a tasas reducidas para atender hogares rurales y comunidades indígenas. También se podrán ofrecer hasta 20 Gbps para sitios hotspot en aeropuertos o puertos marítimos.

Otra constelación para LEO en construcción es la de OneWeb, con 218 artefactos desplegados. La firma viene de vivir su propio culebrón a la par de la pandemia. Luego de acogerse al Capítulo 11 de Estados Unidos en mayo de 2020, fue “rescatada” por el gobierno británico y una división de Bharti Enterprises, que aportaron US$ 1.000 millones para el relanzamiento de operaciones. Hughes se unió al proyecto, con US$ 50 millones, y en abril de 2021 se sumó Eutelsat, con US$ 550 millones.

OneWeb tiene en la mira a telcos e ISPs, en un enfoque similar al de Telesat. La entrada de Eutelsat implica una rotunda validación del modelo LEO por parte de un operador tradicional de GEO. Y una apuesta por la idea de complementariedad entre ambas órbitas, en oposición a la discusión que se venía dando en la industria, de enfrentamiento “GEO vs. LEO”. Para Eutelsat, OneWeb podría captar 10% a 20% del mercado mundial B2B. Si bien en sus arcas el 60% del negocio sigue estando en Broadcast, el pilar de servicios para gobiernos y datos fijos se explotará mediante esta incursión en órbita baja.

Esta mirada se asocia a su vez al profundo viraje que se da actualmente en el sector satelital, hacia un modelo basado en datos. Los negocios en movilidad y expansión de servicios de conectividad pisan cada vez más fuerte, generando mayores crecimientos en ingresos que el área de Video o broadcast, en especial luego de un año de pandemia en que este último segmento se vio impactado por el parate en deportes y eventos. Tanto las nuevas constelaciones como los satélites tradicionales en GEO se anotan en una carrera por captar oportunidades en una nueva era “data-driven”.

El giro sucede a su vez en tiempos de recuperación de la industria, que vivió un 2020 con escasos lanzamientos de satélites para GEO y postergaciones de planes. La puesta en órbita del Galaxy 30 de Intelsat fue una de las pocas renovaciones de flota del primer año de la pandemia, en línea con un operador que se transformó radicalmente tras el Capítulo 11 y la reconfiguración de la banda C en Estados Unidos. Además de relocalizaciones, reestableció dos artefactos para alargar su vida útil con el acople de los Mission Extension Vehicle (MEV-1 y2).  En lo que resta de 2021 están previstos los lanzamientos del Star One D2, de Embratel, para fines de julio; el SES-17 de SES, en la segunda mitad del año; mientras prosiguen las ampliaciones de flotas de Space X y OneWeb. En 2022 se sumarán el primer satélite de la constelación Viasat 3 y el Jupiter 3 de Hughes.

Descargar mapa
Comprar mapa